Sin oro se vive, sin carbón se vive y sin agua se muere

Es urgente analizar y re-direccionar la gestión del agua en los municipios y departamentos, por los efectos del cambio climático. El suministro del agua en los municipios de Colombia, tiene un antecedente importante en los años 50 y 60 del siglo pasado. En ese momento se pone en marcha un modelo de Agua potable y saneamiento básico, (AP-SB) que hoy sigue vigente y   el cual comprende, El acueducto, el alcantarillado, la PTAR (Planta de tratamiento de aguas residuales) y el servicio de aseo público municipal.

Habrá que reconocer que mediante empresas de servicios públicos, este modelo ha logrado en muchos casos dotar de agua potable de calidad, alcantarillados, plantas de aguas residuales y servicios de aseo  a  muchas ciudades  y también hay casos de penosa y lamentable reputación. Con este preámbulo, es conveniente y oportuno analizar las características del modelo AP-SB así: No es un modelo de gestión integral, no da solución a los problemas del agua como la contaminación que generan muchas actividades, no da debida protección a las fuentes hídricas, no incluye a la  comunidad en la toma de decisiones y en la gestión del agua,  existen muchas entidades involucradas (Corporaciones ambientales, CRA, IDEAM, Min-ambiente y   Min salud) en la administración del recurso hídrico, sin un norte preciso y  todo conduce a la inexistencia de una real SOSTENIBILIDAD del agua. Por; Luis Espindola